Notice: Undefined index: pt-BR in /home/salterra/public_html/2018/core/Util/User/UserLocation.php on line 68
noticias | O Pescador Sal da Terra

Los cristianos bolivianos temen que la ley criminaliza el evangelismo

Thaís , Publicado em 12/01/2018

Líderes evangélicos se unieron para pedir la anulación del nuevo Código del Sistema Penal de Bolivia. En su opinión, el artículo 88 que prevé de 7 a 12 años de prisión para quienes animan a las personas a participar en organizaciones religiosas o de culto, puede ser utilizado como pretexto para la persecución religiosa. "Será sancionado con prisión de siete (7) a doce (12) años y reparación financiera a la persona que, por él mismo o por terceros, capture, transporte, transfiera, prive de libertad, acoja o reciba personas con el fin de hacer el bien reclutamiento de personas para su participación en conflictos armados u organizaciones religiosas o de culto ", dice el texto del nuevo Código Penal. El nuevo Código Penal, que aún está en fase de aprobación, silenciaría casi dos millones de bolivianos evangélicos, que representan el 19% de la población. Los líderes evangélicos se reunieron en la plaza Murillo, en la ciudad de La Paz, capital de Bolivia, para pedir la revocación del nuevo Código Penal ante el Palacio del Gobierno y la Asamblea Legislativa. Los pastores también aprovecharon la ocasión para orar por la libertad religiosa en el país. "¿Quiere decir que si llevamos una persona o un grupo a un campamento, nos van a denunciar? "No podré salir para predicar el Evangelio?", Cuestionó el pastor Miguel Machaca Monroy, presidente de las Iglesias Evangélicas de La Paz. El pastor afirma que el nuevo artículo perjudica su actuación, "especialmente en la ayuda a los necesitados y en la restauración de hogares disfuncionales", y afecta también su trabajo de "atraer, acoger y ayudar a las personas atrapadas en vicios como el alcoholismo y la drogodependencia". La secretaría general de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica en Bolivia también criticó el nuevo Código Penal a través de un comunicado oficial emitido el martes, alegando que su texto fue hecho "a medida para los intereses del poder". Según el conglomerado de clérigos, los artículos "violan los derechos humanos y ciudadanos fundamentales" y representan "un revés para los valores democráticos conquistados por la sociedad boliviana". Los cristianos no son los únicos que protestan contra el nuevo Código Penal de Evo Morales, sino también los periodistas. Los artículos 309, 310 y 311 hacen delitos cualquier tipo de "insulto, calumnia y difamación" e incluso la publicación de "secretos" en los medios de comunicación, violando la Ley de Prensa y la propia Constitución.

Outros posts como este